RECUPERA ENERGÍA Y FUERZA DESPUÉS DE LOS 40 AÑOS

RECUPERA ENERGÍA Y FUERZA DESPUÉS DE LOS 40 AÑOS

Después de los 30 años, el desarrollo de los músculos se detiene y comienza a disminuir gradualmente; aunado a esto se considera que entre los 40 y los 70 años, los adultos pierden en promedio hasta el 24% de masa muscular. Así que es importante empezar desde temprano con un plan de recuperación de energía y a adquirir buenos hábitos para tener una vida saludable, ya que el ejercicio y una dieta balanceada te ayudarán a combatir el deterioro de la masa muscular.

Para detectar si estás perdiendo masa muscular, considera estos tres factores:

Masa muscular: Se calcula midiendo la circunferencia de la pantorrilla que no debe ser menor a los 31 centímetros, de lo contrario es un factor de pérdida de masa muscular.

Fuerza muscular. Se mide con un dinamómetro. Las mujeres deben lograr un mínimo de tensión de 20 kilogramos, mientras los hombres un mínimo de 30 kilogramos. Ésta también se puede percibir en la cantidad de fuerza que se le imprime a un saludo de mano que, con base en la complexión debe ser fuerte.

Rendimiento. Se calcula con la velocidad de la marcha e intensidad. Cuando vamos al médico y toma nuestra a frecuencia cardíaca (número de veces que late el corazón por minuto) y nos indica que realicemos una prueba de subir y bajar un escalón por tres minutos continuos, inmediatamente después nos mide otra vez la frecuencia cardíaca.

En general las mujeres se ven más afectadas ya que entre los 40 y 49 años, pueden sufrir pérdidas en la masa muscular de hasta 34%, mientras que los hombres en ese mismo periodo de tiempo pueden perder hasta el  24%;  sin embargo, después de los 60 años, la pérdida de masa muscular aumenta llegando en algunos casos a representar en las mujeres pérdidas de hasta el 59% de su masa corporal y los hombres 47%.

Esto afecta el estilo de vida ya que también disminuye la energía y la capacidad inmune de las personas, por ejemplo, cuando se pierde hasta un 10% de masa corporal, las personas se vuelven más propensas a sufrir infecciones, ya con un 20% de pérdida se produce un adelgazamiento de la  piel, se reduce la disminución de la capacidad de curación, al 30% de pérdida, hay debilidad para sentarse, no hay cicatrización de las heridas, se incrementa el riesgo de sufrir neumonía y los riesgos de mortalidad suben hasta 50%.

Es importante que mantengas que una alimentación balanceada e incrementes tu consumo de antioxidantes (Belage), para ayudar a tu cuerpo en su desgaste, por ello debes de consumir más minerales como el magnesio e hidratar tu cuerpo con frecuencia.

“Los datos que se presentan en este sitio, son solo de carácter informativo, no representan un consejo médico. Por favor consulte con su especialista de la salud para conocer más acerca de los suplementos alimenticios que puede consumir en particular, así como la forma en que puede incorporar las sugerencias de bienestar en su vida diaria.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te gustó este artículo? Por favor síguenos para mantenerte informado y compártelo para que otros se beneficien de el.